viernes, 22 de abril de 2011

Adiantum hispidulum, el cabello de venus del Hemisferio sur

En Australia lo llaman culantrillo áspero (Rough Maidenhair Fern) y garra de cinco dedos (five-fingered jack), por el tacto rasposo de su raquis y la forma de mano colgante de sus frondes. Es uno de los helechos más ampliamente distribuido en el hemisferio sur, ya que vive en África oriental (Malawi, Kenia, Tanzania, Mozambique, Sudáfrica, Madagascar, Islas Comores e Isla Mauricio), en Ásia (Malasia) y en Oceanía ( Australia, Nueva Zelanda y algunas islas del Pacífico). Aunque prefiere la humedad constante y la luz filtrada del sotobosque de las selvas tropicales y subtropicales, soporta bien largos períodos de sequía gracias al agua que acumula en su rizoma y puede vivir a plena luz si tiene humedad suficiente. 

Su belleza y la facilidad de su reproducción por división del rizoma le han llevado a ser cultivado como planta de jardín en todos los países del mundo con climas tropicales y subtropicales. En las islas de la Macaronesia se ha asilvestrado y en pocos años se ha convertido en una plaga invasora imposible de erradicar, poniendo en peligro de extinción algunos helechos endémicos como el Asplenium azoricum, ya que compite por su mismo hábitat.

Adiantum hispidulum en un claro de un bosque de Cryptomeria japonica en la ladera del volcán Caldeira do Faial del Archipiélago de las Azores. Se aprecian las frondes nuevas de un bonito color rosado. Abajo a la izquierda se ven unas hojas de la alóctona asilvestrada Hedychium gardnerianum.

 Estos ejemplares de Adiantum hispidulum crecen entre las piedras de una pared que bordea la carretera que sube al crater del volcán Caldeira do Faial. Están rodeados por los sarmientos de otra alóctona asilvestrada, la americana Tradescantia fluminensis.

Vigorosas frondes nuevas de Adiantum hispidulum creciendo sobre un lecho formado por las frondes del helecho-musgo Selaginella kraussiana, también alóctona, en la Isla de Madeira. Abajo a la izquierda se ven varias frondes de un joven Blechnum spicant.

Típica fronde en forma de mano colgante de Adiantum hispidulum. Las pínnulas se insertan oblícuamente al raquis de las pinnas.

Envés de una fronde con los soros aún inmaduros a principios de mayo.

Como en todos los helechos de la família de las Adiantaceae los soros se encuentran en el borde de las pínnulas.

Detalle de los soros aún inmaduros. Se aprecia el típico raquis negro brillante de todos los helechos de la família Adiantaceae, el pequeño pecíolo también negro de cada pínnula y el curioso detalle de la pilosidad que recubre el raquis y el pseudoindusio de los soros. En la superficie de las pínnulas también hay pelos aunque en menor número. Estos tricomas o pelos son los que le dan el nombre "hispidulum", que significa cubierto de pelos gruesos. 

Visión cercana de la fronde anterior con el detalle de los pelos del raquis, del pseudoindusio de los soros y de las pínnulas. Se entiende el  motivo del nombre "hispidulum" que le dió el botánico que lo describió.

Esporangio de Adiantum hispidulum con la bolsa desgarrada y vacía tras la dispersión de las esporas.

Las esporas de Adiantum hispidulum suelen ser triletas como las de la foto, aunque también pueden ser tetraletas, es decir, con una forma tetraédrica.



3 comentarios:

  1. No conocía este helecho y me parece una preciosidad. Gracias por mostrárnoslo. Un abrazo. PD: aqui en la sierra de Cádiz diluvia desde ayer, aunque tampoco viene mal.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Sí, Manuel. Las islas Azores son una especie de Jardín botánico inmenso con plantas asilvestradas de todo el mundo. Un abrazo.

      Eliminar