sábado, 30 de junio de 2012

Dicksonia antarctica, un helecho del Terciario


El helecho arbóreo Dicksonia antarctica es originario de los estados australianos de Nueva Gales del Sur, Tasmania y Victoria. Es uno de los helechos arborescentes más cultivado por los jardineros de todo el Mundo. Crece sin problemas en cualquier tipo de tierra, tanto ácida como calcárea, siempre que tenga un buen drenaje, un substrato rico en materia orgánica bien descompuesta y un aporte constante de humedad, tanto en el suelo como en el aire. Vive bien a la sombra o semisombra de los árboles, ya que en su medio natural es un helecho de sotobosque. Se originó en los bosques tropicales del Terciario con un clima cálido y permanentemente húmedo.

Fronde nueva de Dicksonia antarctica a principios de mayo. Ésta y las siguientes fotografías fueron tomadas en el magnífico jardín botánico llamado Huerto del Cura, que forma parte del inmenso Palmeral de Elche, ubicado en la provincia de Alicante. Todas las frondes nuevas de los helechos a medida que se despliegan adoptan esta forma espiralada que sigue la Secuencia matemática de Fibonacci. (Recomiendo ampliar las fotos con un doble click)

Dicksonia antarctica de unos 25 años a la sombra de las bellísimas palmeras procedentes de todo el mundo que forman la colección de este jardín botánico. El Huerto del Cura es un pequeño oasis de paz en medio del bullicio de la ciudad de Elche. En él conviven en completa armonía cientos de especies de palmeras, strelitzias, cycas, zamias y cactus.

 Tronco de la Dicksonia antarctica que en realidad es un largo rizoma con los restos secos de los pecíolos de las frondes viejas. Los 90 centímetros de este tronco nos dan una edad aproximada de 25 años, ya que este helecho crece muy lentamente entre 3´5  y 5 centímetros por año, algo más rápidamente en su medio natural donde puede alcanzar con facilidad los 15 -20 metros de altura.

Copa de la Dicksonia antarctica anterior con las frondes nuevas de la brotación primaveral.

 Otra Dicksonia antarctica algo más joven que la anterior con un tronco de unos 50 centímetros.

Copa del helecho anterior. Las frondes pueden ser estériles o fértiles y van brotando alternativamente según la época del año.

Las frondes tienen un pecíolo muy corto y una lámina ovado-lanceolada y tripinnada formada por pinnas estrechas y lanceoladas.

 
 Las pinnas de Dicksonia antarctica se subdividen en pínnulas también lanceoladas, que se insertan oblícuamente sobre el raquis de la pinna con un pecíolo muy corto.

 Las pínnulas están a sus vez subdivididas en pequeños lóbulos sésiles, es decir, sin pecíolo, acabados en una punta muy fina orientada hacia el ápice de la pinna.

 Envés de una pinna con los soros maduros cubiertos por un indusio bilobado que se sitúan en el borde de los lóbulos de las pínnulas.

Mismos soros anteriores vistos desde más cerca. El indusio está levantado dejando asomar los esporangios maduros a punto de desplegarse y dispersar las esporas.

Detalle de los soros de Dicksonia antarctica.

Esporangio ya desplegado y vacío tras la dispersión de las esporas. Resulta muy llamativo el elevado número de células del anillo.

 Esporas de Dicksonia antarctica con un bonito color dorado oscuro y unas medidas bastante grandes.



2 comentarios:

  1. Lo que es amar la naturaleza, me encanto este post,la historia, los detalles y la explicación entendible de cada fotografía, por cierto muy bien tomada. Me voy de este lugar con mucho más.

    ResponderEliminar