sábado, 1 de febrero de 2014

Leguminosas arbóreas: vainas y semillas

Las leguminosas arbóreas, al igual que las arbustivas y herbáceas, son verdaderas campeonas de la supervivencia. Podríamos decir que se las saben todas para perpetuarse sobre la Tierra. Han conquistado todos los hábitats posibles, especialmente los más tórridos y secos. Un ejemplo de ello son las acacias de las sabanas africanas y australianas.

 
 Bellísima vaina en forma de riñón de Enterolobium contortisiliquum, un gran árbol tropical sudamericano que alcanza los 30 metros de altura y un grosor de tronco de dos metros. En sus países de origen lo llaman Oreja de negro,  Timbó colorado, Timbó-puitá, Guanacaste y Pacará. Su corteza es muy rica en SAPONINAS, por lo que algunos pueblos nativos la utilizan como jabón. También contiene hasta un 22% de TANINO, siendo usada por ello en la curtimbre del cuero. Me mandaron esta vaina del Uruguay.

 Semilla de Enterolobium contortisiliquum

Todas las leguminosas viven en simbiosis con hongos micorrizas en sus raíces obteniendo ambos organismos un beneficio mutuo: el micelio del hongo absorbe agua y minerales del suelo y los transfiere al árbol, mientras que éste realiza la fotosíntesis en sus hojas y transfiere al hongo azúcares, proteínas y vitaminas. No acaba aquí el mutualismo de las leguminosas. En las mismas raíces, entre la maraña de filamentos del micelio de las micorrizas, viven proteobacterias fijadores del nitrógeno atmosférico, que concentran en pequeños nódulos, abonando la tierra de una manera natural muy efectiva. 

Gigantesca vaina de Flamboyant, Delonix regia, procedente de un árbol cultivado en un jardín público de la ciudad cubana de La Habana. Esta gran leguminosa tropical es considerada uno de los árboles más hermosos de la Tierra, siendo cultivada como ornamental en los jardines públicos y privados de todos los países tropicales y subtropicales del Planeta.

Bellísimas semillas de Flamboyant.

Con estas dos inteligentes estrategias asociativas las leguminosas son capaces de prosperar en tierras muy pobres y secas donde ningún otro árbol podría sobrevivir. Todos tenemos en mente la imagen de las enormes y solitarias acacias africanas del desierto del Kalahari y las sabanas del Serengueti con sus amplias copas aplanadas como parasoles que dan sombra a leones, guepardos, hienas, gacelas y elefantes. Sus nutritivas hojas protegidas por espinas temibles alimentan a las jirafas y a los antílopes y sus vainas son un verdadero manjar para los demás herbívoros. 

Vaina de Caesalpinia ferrea del Brasil y Bolivia. En sus dos países de origen recibe los nombres de Palo de hierro y Árbol leopardo. Su madera de gran dureza y calidad es utilizada en la fabricación de guitarras clásicas. Por desgracia contiene un potente alergeno, el 3,4-dimethoxydalbergion, que provoca sensibilización cutánea y fuertes brotes de dermatitis en los operarios que trabajan su madera. Por suerte la mayoría con el tiempo desarrollan tolerancia al alergeno y pueden seguir trabajando. Esta vaina procede de un árbol cultivado en un jardín del Uruguay.

Semillas durísimas de Caesalpinia ferrea.

Primeras vainas de mi árbol Mundani, Cedro rosado o Lázcar, Acrocarpus fraxinifolius, originario de Asia tropical, que fructificó por primera vez a los 25 años de edad. En las frondosas selvas húmedas de sus países de origen, India, Birmania y Malasia, alcanza proporciones gigantescas. Su madera es rosada con puntitos negros, muy apreciada para la fabricación de muebles delicados. Su rápido crecimiento ha extendido su cultivo forestal en Centro y Sudamérica y en África tropical, donde hay grandes plantaciones de esta leguminosa. Precisamente mi Mundani procede de una semilla traída por un matrimonio amigo de su viaje de Luna de miel a Kenia.
 
 Vaina de Mundani.

Interior de la vaina anterior.

Diminutas semillas de Mundani que al germinar se convertirán en árboles gigantescos.

Las algarrobas son los frutos del algarrobo, Ceratonia siliqua, la leguminosa arbórea más grande y útil del Mediterráneo.

Semillas durísimas de algarrobo, llamadas garrofines, utilizados en la antigüedad como medida de peso para metales preciosos, los llamados quilates. Su pulpa es muy rica en azúcares en una proporción de hasta el 40 - 50%. Con ella se obtiene una deliciosa harina negra que sustituye al chocolate, pues su sabor es casi idéntico. Las algarrobas de Mallorca trituradas sin los garrofines son exportadas a los países escandinavos como pienso para los renos de Laponia.

Abundantes vainas de Leucaena leucocephala, una leguminosa arbórea originaria de México, donde recibe el nombre de guaje, cuyo cultivo se ha extendido a todas las regiones del Mundo con clima mediterráneo y en muchos lugares se ha convertido en una verdadera plaga invasora. Sus hojas y brotes tiernos contienen hasta un 30% de proteínas y son un manjar delicioso y muy nutritivo para las cabras, ovejas y vacas, por lo que esta planta es cultivada como forraje por los ganaderos. En los mercados mexicanos no es difícil encontrar a la venta sus vainas tiernas y sus semillas que son consumidas por la gente como verdura. 

Sin embargo esta planta aparentemente comestible e inofensiva esconde un veneno peligroso, la MIMOSINA, un alcaloide antimitótico que provoca la caída del pelo del dorso de los animales, les agranda la glándula tiroides causándoles un bocio y les hace perder peso y apetito. Antes de saber esto yo cultivaba varias leucaenas en mi jardín y durante bastantes años me alimenté de sus vainas como si fueran alubias verdes, aparentemente sin ningún efecto negativo en mi organismo. Como ya era calvo, no me di cuenta si perdía el cabello y tampoco perdí peso ni dejé de tener un apetito voraz, lo cual no me hubiera importado, pues siempre me han sobrado bastantes kilos. 

En México saben que si se consume en cantidades pequeñas no tiene ningún efecto negativo para la salud. Otro caso muy diferente es el ganado alimentado casi exclusivamente con leucaena. Durante los primeros meses los terneros ganan peso rápidamente, pero poco a poco la cosa cambia y empiezan a perder el apetito, se les cae el pelo del dorso y en pocos meses adelgazan ostensiblemente por la toxicidad de la mimosina. 

Semillas de Leucaena leucocephala, muy ricas en proteinas y también de mimosina.

Por suerte un investigador australiano, el Dr. Raymond Jones, tras estudiar este problema durante 20 años en plantaciones forrajeras de leucaena de todo el Mundo, encontró la solución en el rúmen de las cabras de Hawai, una bacteria que se alimentaba casi exclusivamente de mimosina, degradándola y eliminándola del tubo digestivo del animal, con lo que desaparecía su toxicidad. En su honor la nueva bacteria fue bautizada con su nombre, Synergistes jonesii.  

Los ganaderos mexicanos de la región del Chaco tuvieron conocimiento del descubrimiento y solicitaron la ayuda del Dr. Jones, quien inoculó experimentalmente la bacteria en el rúmen de un grupo de terneros que se alimentaban exclusivamente de leucaena, dejando otro grupo de control sin inocular. Los animales con la bacteria hawaiana engordaron rápidamente con el nutritivo forraje hiperproteico de la leguminosa y en pocos meses alcanzaron un peso superior a 400 kgrs, mientras que el grupo control sin la bacteria engordó al principio pero rápidamente perdió el apetito, se le cayó el pelo y desarrolló un bocio, no superando los 200 kgrs de peso en el mismo período de tiempo. 

Tras varios experimentos el Dr. Jones concluyó que bastaba inocular la bacteria en el rúmen del 10% de los terneros de un rebaño para que el restante 90% se contagiara en pocas semanas y el microorganismo pasase a formar parte de la flora bacteriana digestiva de todos los animales. Debía inocularse directamente en el rúmen, pues la Synergistes jonesii es anaerobia y muere fulminada en contacto con el oxígeno del aire.

 Bellísimas semillas de la leguminosa arbórea Azfelia africana con un capuchón anaranjado en su extremo proximal semejante a la cúpula de las bellotas. Vive en todos los países del África tropical donde recibe diferentes nombres: Kankalga, Lingahi, Savanna Doussié o simplemente Azfelia. Su madera de gran calidad fue utilizada en la antigüedad para la construcción naval. Hundido en el agua que rodea la costa de la isla indonesia de Belitung se ha encontrado un barco del siglo IX cuyo casco está hecho con madera de esta leguminosa arbórea. Se ha conservado durante más de un milenio gracias a su resistencia al agua. No dispongo de ninguna foto de sus vainas, ya que estas semillas fueron un regalo de unos amigos. 

 Curiosa disposición en estrella de mar de las vainas de la Acacia farnesiana, un arbusto que puede alcanzar proporciones arbóreas. Es originario de América tropical y subtropical y se cultiva en Europa desde hace cuatro siglos. 

 Semillas de Acacia farnesiana rodeadas de pulpa marronácea semejante a la de las algarrobas.

Vainas tiernas del Árbol del Coral sudafricano, Erythrina caffra, una planta con una floración espectacular. Su tronco y ramas carecen de madera propiamente dicha. En realidad es una hierba de porte arbóreo cuyo xilema al secarse adquiere la consistencia del cartón.

Vainas maduras de Erythrina caffra que se contraen y abren bruscamente para dispersar las semillas lo más lejos posible de su madre.

 Semillas muy duras e intensamente rojas del Árbol del Coral sudafricano. Hice esta foto y las dos anteriores a principios de mayo en el Jardín Botánico de Lisboa.

Vainas de Ceibo, Bucaré o simplemente Árbol del Coral rioplatense, Erythrina crista-galli, de bellísimas flores rojas, muy apreciado en Argentina y Uruguay, donde es venerado como el árbol y/o la flor nacional.

Semillas de Ceibo rioplatense de un color marrón muy oscuro. Hice esta foto y la anterior en un jardín privado del noroeste de la isla de Mallorca.

Vainas de Tamarindo, Tamarindus indica, importadas de Tailandia, adquiridas en un supermercado de Palma de Mallorca.

Interior de las vainas anteriores con la famosa pulpa de tamarindo, muy dulce y ligeramente ácida, muy utilizada en la cocina de muchos países tropicales. Si hacéis un doble clic sobre este enlace de audio podréis escuchar la poderosa voz de la famosa Celia Cruz cantando la canción Pulpa del tamarindo.

Lustrosas semillas de Tamarindo. Se encuentran rodeadas completamente por la pulpa y como ocurre en la mayoría de semillas de leguminosas arbóreas tienen una consistencia muy dura.

Vainas del arbusto mediterráneo Anagyris foetida, llamado popularmente algarrobo o altramuz hediondo por la fetidez de sus hojas y sus frutos que avisa de su toxicidad a los potenciales herbívoros. Contiene ANAGIRINA, un alcaloide muy tóxico con propiedades eméticas y purgantes y especialmente peligroso por sus efectos teratógenos sobre el desarrollo de los embriones de los mamíferos y CITISINA, otro alcaloide tóxico con un efecto depresor de la respiración. Este arbusto, que puede alcanzar las proporciones de un pequeño árbol, es una reliquia de la flora subtropical del Terciario y es la única planta europea polinizada por aves, concretamente por currucas y mosquiteros. Sus flores amarillas tienen la forma, el tamaño y la disposición ideal de sus pétalos para que estas pequeñas aves puedan alcanzar con su pico la gotita de néctar del fondo de la flor. Curiosamente el néctar es la única parte de la planta que carece de toxicidad.

Bellísimas semillas azules de Anagyris foetida.


59 comentarios:

  1. Interesantísimo todo lo que nos enseñas en esta entrada sobre las leguminosas arbóreas. Lo que más me llama la atención . es lo bonita que son la mayoría de las semillas. Algunas parecen joyas. Gracias por hacernos pasar un buen rato a los que nos gustan estas cosas.
    Saludos
    Sa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Pini. Si, las semillas de las leguminosas son realmente bonitas, como tu bien dices, parecen joyas. Un cordial saludo.

      Eliminar
  2. Preciosa entrada, Juan, me encantan las leguminosas arbóreas. Yo tengo plantados 4 Anagyris -las semillas son realmente bonitas- que espero sobrevivan cuando me los lleve al campo.

    un abrazo

    José Angel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Angel. Seguro que te sobreviven, son plantas muy rústicas. Para trasplantarlas recuerda que este arbusto vive a la inversa, estiva (descansa o duerme) en verano perdiendo las hojas y rebrota con las primeras lluvias del otoño. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Juan, te escribo desde el norte de Argentina. Mi hijo me trajo hermosas semillas de luxor y germinaron!

      Eliminar
  3. Como se aprende leyendote, Juan. Eres un erudito, ademas de entretenido :-) Muchas gracias y un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fernando. Acabo de poner un enlace hacia tu blog en el mío. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Son preciosas, me encantaría tenerlos todos los árboles. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Teresa, son plantas magníficas. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Magnífico este reportaje sobre las vainas y semillas de las leguminosas, he aprendido muchísimo leyéndote porque no conozco ni la mitad.
    Es lo bueno de este mundillo de los blogs, la cantidad de personas estupendas que se conocen y los conocimientos que compartimos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Montse. Me alegra mucho saber que te ha gustado. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola.. soy un aficionado a los arboles para bomsai... pueden darme el nombre comun de la Enterolobium Contortisiliquum.?

      Eliminar
    3. Si lees este artículo encontrarás la respuesta.

      Eliminar
  6. Muy buen reportaje, felicidades amigo.
    Un abrazo chicharrero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jesús.
      Un abrazo mallorquín.

      Eliminar
  7. Maravillosa informacion, te cuento, qu el aoreja d enegro si la dejas secar puede ser una sonaja interesante para hace rmusica!Y la algorroba es muy rica y nutritiva aqui se consumia antes de la llegada de los españoles, llego a llamarsele el chocolate d elso pobres, y recien ahora se esta recuperando su consumo, en Argentina, si bien en el norte del pais siguio siendo consumida por los lugareños siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante tu información sobre la oreja de negro. Un saludo.

      Eliminar
  8. Hola, que bonito post! conoces a Decaisnea fargesii, me parece espectacular también, tan azul!!! estamos en búsqueda para provar con ella!! es comestible! un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no conozco esta planta. He mirado fotos en google y efectivamente sus vainas azules son espectaculares. Un abrazo.

      Eliminar
  9. en que mes se puede sembrar la semilla oreja de negro? gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al ser tropical puede sembrarse en cualquer mes del año, en teoría cuando la vaina cae del árbol. Si por el contrario vives en un país subtropical o incluso más frío, por lógica es mejor sembrar la semilla a principios del verano. Un saludo.

      Eliminar
  10. hola estoy empezando un sistema silvopastoril y pienzo en arboles para forraje ...la informacion de la leucaena me ha dejado feliz ya que estoy por sembrar muchas...que otros arboles puedes aconsejar y como se podria saber mas de la utilizacion de semillas de arboles leguminosos para gallinas , chanchos y demas animales de granja desde ya agradecido Andres de uruguay sierra de los rocha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santi: Si has leído la información que aporto sobre la mimosina de la Leucaena, antes de darla como forraje a tus animales, convendría que consiguieses la bacteria que la degrada en el rumen de los rumiantes. El único árbol leguminoso que conozco que no produce sustancias tóxicas es el algarrobo mediterráneo, Ceratonia siliqua. Un cordial saludo.

      Eliminar
  11. Hola Juan, no te olvides de la acacia de tres espinas,gleditsia triacanthos, muy abundante en nuestros parques de toda España y que da unas vainas con mermelada algo comestible, yo mismo pensaba que eran algarrobas y me las comia hasta que descubri que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, David. Se me olvidó añadirla. Lo haré en cuanto pueda. Gracias.

      Eliminar
  12. buenas podrias decirme la mejor manera de germinar las semillas de leucaena. gracias --- C.N de F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las semillas de Leucaena nacen con una gran facilidad, así que simplemente las entierras en una maceta con un centímetro de tierra por encima, riegas y a esperar. Las semillas que caían debajo de mis leucaenas nacían solas a miles. Un saludo.

      Eliminar
  13. Hola Juan. Interesantísimo artículo! He descubierto tu blog intentando encontrar información sobre un arbolito que he visto en un parque y del que he cogido unas semillas y una muestra de hojas. He estado buscando con la aplicación ArbolApp sin éxito y he pensado que tal vez podrías ayudarme a identificarlo. No sé cómo enviar una foto con este comentario. Las semillas están en una vaina muy dura en forma de almendra, abierta por un lateral. Tienen aspecto de judías pintas, con una cáscara fina, como el maní sin pelar. Hay entre 8 y 15 semillas en cada vaina, según el tamaño. El árbol tiene aspecto de ficus doméstico, con las hojas muy parecidas. No sé su es caduco o perenne, ya que el otoño no está aún lo suficientemente avanzado. Zona Andalucía oriental.
    Espero que puedas ayudarme. Gracias por tu atención y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Es ese! He recogido semillas para reproducirlo en mi jardín. A ver qué tal se dan... Muchísimas gracias.

      Eliminar
  14. ANSIOSISIMA DE SEGUIR LEYENDO MAS ACERCA DE LAS SEMILLAS... LAS UTILIZO PARA CREAR JOYERIA Y QUE MUCHO DESCONOZCO DEL TEMA... GRACIAS POR LA LUZ!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Gricha. Ciertamente algunas semillas de leguminosa son verdaderas joyas.

      Eliminar
    2. Con todo respeto, sería muy curioso que una pulsera echa de leguminosas, encontrará la humedad ideal para terminar y cuando te des cuenta ya tiene sus brotes 😂

      Eliminar
  15. Hola! Tengo una colección de piedras en una fuente de agua hace años, y hoy noté que una de éstas se convirtió en una planta, lo cual no es posible. Me puse a ver que piedra me falta, y es una marrón que lo más parecido que encontré en Internet es a alguna de estas semillas. Es extraño que creció después de años y solo con agua! Será posible que sea alguna de estas y crezca después de tanto tiempo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yemina:

      Podría ser perfectamente una semilla de leguminosa, pues pueden permanecer latentes durante muchos años hasta encontrar unas condiciones favorables para germinar.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Hola Juan!! Muchísimas gracias!!!
      La planta crece rapidísimo día a día y tiene más hongos. Le he preguntado a mucha gente y nadie sabe que decirme, esto fue lo más acertado.. Me gustaría saber qué cuidados darle para que no muera!! Debería trasplantarla? Necesita mucha agua, sol? Tengo que sacarle los hongos? Perdón por las preguntas pero no se de donde sacar información!! Es imposible dejar una foto con el.comentario para que la veas, verdad? Gracias otra vez y feliz año!!!!!

      Eliminar
    3. Hola Yemina:

      Sin ver los "hongos" no me hago una idea del problema. Por otra parte si se trata de una leguminosa, salvo las tropicales de bosques lluviosos, necesita mucho sol y no demasiados riegos. Riégala sólo si al tocar la tierra con el dedo la notas seca.

      Un saludo y ¡Feliz año 2016!

      Eliminar
  16. que barbaro amigo, eres un intelectual. gracias por instruirnos.

    ResponderEliminar
  17. me ha encantado este post... gracias por compartir...

    ResponderEliminar
  18. Una belleza este blog, muchas gracias, soy docente de historia, y este año he elegido una escuela agraria para trabajar, y por motivo del año de las legumbres, se nos ha propuesto realizar un trabajo sobre leguminosas, y aquí me encuentro investigando, gracias

    ResponderEliminar
  19. interesante, pero yo estaba buscando un arbusto con vaina pero aun asi esta bien

    ResponderEliminar
  20. Felicidades por tu artículo, muy interesante, mi hija de 4 años le he mostrado físicamente estás vainas(flamboyan y oreja de negro(que acá le llamamos pitch)) ella juega con estas semillas como su juego de té y sus vajillas de juguete, pero el motivo de mayo comentario, es que se me ocurría que si estás semillas pudiesen ser comestibles?? Digo, el tamarindo acá se le come la pulpa, del pitch no se antoja la pulpa pero las semillas se podrían hacer harinas, y que tal y tengan algún beneficio. Donde podría realizar alguna investigación de esto?? Saludoa desde Mérida Yucatan mexico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, VicPen. Creo que lo mejor para realizar una investigación sobre la comestibilidad de las semillas de leguminosa arbórea sería ponerse en contacto con la Universidad. Un saludo.

      Eliminar
  21. Hola, este artículo tan interesante que me encontré, me hizo saber el nombre y origen de un árbol que desconocía, se trata de la leucaena leucocephala, busqué "arbol con vainas" en imágenes y entonces apareció "Sangrando en verde"
    Este árbol, junto con otros cinco árboles crecieron en mi jardín sin que nadie los plantase, pero solo uno sobrevivió, a decir verdad, a mi no me gustaba mucho, mas bien, hubiera preferido plantar otro, ahora, gracias a este artículo, se que es originario de México y corroborando lo que dices, por estos lugares se ha convertido en una verdadera plaga invasora. Te estoy muy agradecida porque ahora conosco el nombre de ese misterioso árbol que se da por los jardines y calles sin que nadie lo plante. No da mucha sombra, pero es un árbol y ahora se su nombre gracias a ti. Oh que bueno es salir de la ognorancia! Gracias Juan Bibiloni! Miriam OH o...@xiraventurax

    ResponderEliminar
  22. Gracias a ti, Miriam. Me alegro de haberte sido útil. Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Alguien conoce una arbo que da una vaina que cuando abre parece ser una lancha?

    ResponderEliminar
  24. LA RESINA VEGETAL DEL Flamboyant ES TAN DURA AL SECAR QUE PODRIA SER USADA PARA UN RELLENO DENTAL? NO ES TOXICA VERDAD?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te lo sé decir. Tendré que investigar.

      Eliminar
  25. alguna recomendación para germinar las semillas de la Caesalpinia ferrea, acabo de recoger algunas del parque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al tener las semillas una gruesa cutícula muy dura e impermeable, tal vez la escarificación mecánica ayudaría a su germinación, por ejemplo rascándolas de una en una contra una piedra rugosa para romper la barrera de la cutícula y permitir así que la semilla pueda absorber agua, el embrión pueda hidratarse y pueda germinar en unas semanas tras su siembra. ¡Suerte!

      Eliminar
  26. Hola, qué tal? Soy Federico, de Misiones y llegué a tu blog a través de un post tuyo en infojardín (de hace 14 años!) sobre un experimento de injerto de Acacia longifolia en pie de Leucaena leucocephala..me interesa particularmente saber qué resultados obtuviste como antecedente..
    estamos trabajando en erradicación de Leucaena en un Área Natural Protegida y contemplo la posibilidad de usarlas como pie para otras especies ya que es increíble su capacidad de colonización..
    Muchas gracias desde ya, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Federico:

      Desgraciadamente el injerto no tuvo éxito. Tal vez no utilicé el método más adecuado.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. :( gracias por tu respuesta..seguiré indagando

      Eliminar
  27. hola, buen día.
    Estoy interesada en obtener algunas semillas de leguminosas grandes para decoración en centros florales ¿hay alguna forma de conseguir estas semillas?

    ResponderEliminar